Para los amantes de esta gran raza

BLOG Publicar nueva entrada

Inma (Alaine) y Kira

Posted by ABC on 24 Ee octubre Ee 2013 a las 18:45

 


Diario de una Chati BCs

 

Como conocimos a Kira

 

diciembre 11, 2010 a las 12:07pm

Hola, somos Inma y Alaine y esta es la historia de cómo conocimos a nuestra perrita Kira:
Un día, a Alaine se le encaprichó ir a la protectora de animales, y cuando vió a la hermana de Kira, se enamoró de ella. Al llegar a casa estaba todo el día dando el turre:
-¡Quiero a esa perrita!
Al final nos convenció y llamamos a la protectora. Cual fue la sorpresa, que ya la habían adoptado. Alaine se puso a llorar y dijo:
-¡Pues adoptamos a la otra, a su hermana!
Asi que, la adoptamos. Alaine decía que no quería adoptar a Kira porque era la timida y la otra, en cambio, la jugetona.
A la mañana siguiente fuimos a recoerla y a hacer los papeles. Estaba hecha una bolita de miedo cuando la metimos al coche (es normal después de abandonarla con cuatro meses). Al llegar a casa, todos los amigos de Alaine querían tocar a Kira, ¡les encanto!
Pasaron unos días (o semanas, no me acuerdo) y Kira se hizo toda una jugetona y extrobertida perrita. ¡Ahora a todo el mundo le cae bien y ya no es timida! La adoramos.
Un saludo, Inma y Alaine

 

Cuando adoptamos a Kira...

 

Cuando adoptamos a kira, no conocíamos la raza. Mi madre, Inma, compró un libro de Border Collies en el que ponía que eran muy traviesos y que tenian mucha energia.
Mi madre me lo enseñó y le dije:
-Mama, creo que tenemos que devolver el libro.
Mi madre se quedó extrañada porque pensaba que iba a decir que devolviesemos la perra.
Esa es una de las anécdotas de la vida de Kira.
Inma y Alaine.

Adios huesos

 

Esta es la única tragedia que le a sucedido a Kira:
Un día, mi madre (Inma) le dió de comer a Kira un hueso de gallina. Sobre la tarde, cuando estaba con mi familia tomando algo, Kira empezó a respirar mal. Ni comia ni bebia. Empezamos a preocuparnos. A la noche, ¡kira no podia respirar! Mis padres la llevaron a un veterinario de guardia, el que le ayudó a sobrevivir. Le dió un pate, y se lo comió, porque ya se sentia mejor, ¡que susto nos dio!
Al día siguiente le llevamos otra vez al mismo veterinario. Nos dijo que ya no era grave, le podia haber perforado el exofago, pero no paso nada. Nos dió una receta de Urbal. Ya está recuperada pero... ¡Bye, bye huesos!
Un saludo, Inma y Alaine

 

Categorías: Post de NING

Publicar un comentario

Uy!

Uy, se olvidó de algo.

Uy!

Las palabras que ha ingresado no coinciden con el texto dado. Por favor, inténtelo de nuevo.

Debe ser miembro para comentar en esta página. Iniciar sesión o Registrarse

1 comentario

Responder Inma y Kira
20:15 Eel 27 Ee octubre Ee 2013 
¡Qué ilusión ver todo esto, Isa!
Gracias por recordarlo!!!
¡Me ha emocionado...!